| |

El Papa Francisco publicará la segunda parte de la Encíclica Laudato Si’ el 4 de octubre

Al término de la Audiencia General de este miércoles 30 de agosto, el Papa Francisco anunció que el próximo 4 de octubre 2023 publicará una nueva Exhortación Apostólica, la segunda parte de la Encíclica Laudato Si’ dedicada a la protección de la Casa Común.

El Santo Padre ha elegido esta fecha porque coincide con la conclusión del llamado “Tiempo de la Creación”, que se celebra desde el 1 de septiembre hasta el 4 de octubre de 2023, día en el que se conmemora a San Francisco de Asís.

Durante su saludo a los fieles de lengua italiana que le escuchaban desde el Aula Pablo VI del Vaticano, el Pontífice recordó que el próximo 1 de septiembre “se celebra la Jornada Mundial de Oración por el cuidado de la Creación, inaugurando el ‘Tiempo de la Creación’ que durará hasta el 4 de octubre, fiesta de San Francisco de Asís”.

“En esa fecha —continuó—, tengo previsto publicar una Exhortación, una segunda Laudato Si’. Unámonos a nuestros hermanos y hermanas cristianos en el compromiso de cuidar la creación como don sagrado del Creador”.

Asimismo, exhortó a “estar junto a las víctimas de la injusticia medioambiental y climática, esforzándonos por poner fin a la guerra sin sentido contra nuestra Casa Común”, una “guerra mundial” que el Papa calificó de “horrible”. “Insto a todos a trabajar y rezar para que vuelva a abundar la vida”, pidió.

Cabe recordar que el pasado 26 de agosto, durante una audiencia con una delegación de abogados de los países miembros del Consejo de Europa, el Papa Francisco ya anunció que está trabajando en la segunda parte de esta Encíclica.

El Santo Padre publicó la Encíclica Laudato Si’ el 24 de mayo de 2015 y su título está tomado del Cántico de las Criaturas de San Francisco de Asís.

Según explicó el propio Pontífice, se trata de una Encíclica “social” y una invitación «a detenerse a pensar en los desafíos sobre el medio ambiente».

El Papa hace en ella un llamado al cuidado de la creación como necesidad para el cuidado integral de la persona, y recuerda que «el deterioro del ambiente y el de la sociedad afectan de un modo especial a los más débiles».

En la Encíclica el Pontífice hace una reflexión sobre la relación del ser humano con el ambiente y consigo mismo. En ese sentido, señaló que la ecología humana implica «la necesaria relación de la vida del ser humano con la ley moral escrita en su propia naturaleza, necesaria para poder crear un ambiente más digno».

Tal y como informó la Santa Sede este 30 de agosto, en su mensaje para la Fiesta de la Creación, el Papa Francisco afirmó que “en este Tiempo de la Creación, como seguidores de Cristo en nuestro común camino sinodal, vivamos, trabajemos  y oremos para que nuestra casa común esté llena nuevamente de vida. Que el Espíritu Santo  siga aleteando sobre las aguas y nos guíe a la ‘renovación de la superficie de la tierra’”. 

Además, destacó el “ritmo del corazón del creado y el corazón de Dios”, que “no están en  armonía, no laten juntos en la justicia y en la paz”.

El “tiempo de la creación”

A lo largo del “Tiempo de la Creación”, los eventos globales y regionales abarcarán diversos temas,  incluyendo servicios de oración y una vigilia ecuménica de oración en la Plaza de San Pedro del Vaticano organizada por Taizé  el 30 de septiembre.

Además, se llevará a cabo la aprobación y promoción del Tratado de “No Proliferación de Combustibles Fósiles (TNPCF)” para mitigar la crisis del cambio climático por  parte de la Iglesia en América Latina, Oceanía y África, así como limpiezas de áreas naturales y seminarios.

En particular, el Movimiento Laudato Si’ extiende una invitación especial a unirse a la campaña  para orar y actuar por la justicia climática de cara a la COP 28. La campaña incluye oraciones  por los líderes políticos con responsabilidades en la próxima COP y por todos aquellos  encargados de tomar decisiones inmediatas para hacer frente a la crisis climática.

Según detalló la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el “Tiempo de la Creación” ofrece también la oportunidad de renovar nuestra relación con el Creador y con  toda la creación a través de la celebración comunitaria, la conversión y el compromiso personal.  Durante este tiempo, la Iglesia católica se une a la familia ecuménica en la oración y la acción  por nuestra casa común.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *